El uso del material informático conlleva una responsabilidad con el medio ambiente.

Ofrecemos a nuestros clientes el servicio de recogida del material informático para su correcto tratamiento a través de empresas de reciclado.

Trabajamos con empresas acreditadas para llevar a cabo el reciclaje del material informático y expedir los certificados correspondientes.

La mayoría de los desechos electrónicos se envía a los vertederos o se incineran, que tiene un impacto negativo sobre el medio ambiente por la liberación de materiales como el plomo, el mercurio o el cadmio en el suelo, las aguas subterráneas y la atmósfera; cuando muchos de los materiales son reutilizables y podrían servir para la fabricación de otros productos, algunos de los materiales reutilizables son la variedad de los plásticos, estaño, silicio, hierro, plomo, aluminio, cobre y oro.

El proceso de reciclaje realiza una clasifación y separación para concer los elementos que puedan tener una segunda vida, los que formarán parte como materia prima para la fabricación de nuevos productos y de los que deben ser tratados para su correcta eliminación.

Los elementos de almacenamiento de información son sometidos a un intenso proceso de borrado del 100% de la información para que sea imposible la recuperación de los datos por terceros, pudiendo certificar este proceso y que los clientes pueda cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos vigente.