El deterioro del Hardware y el Software por el uso, los cambios del entorno y la falta de homogeneidad e integración de los elementos del Sistema Informático hacen inevitables las intervenciones de un Servicio Técnico Informático Correctivo para corregir los defectos y problemas emergentes.